Index ScientificPsychic.com - Expand your mind, improve your body, have fun

Higiene Dental - Cómo cuidar los dientes

Usted puede aprender a cuidarse los dientes más bien si entiende la estructura de los dientes y el ambiente de la cavidad oral. La boca, o cavidad oral, incluye los labios, dientes, encías, lengua, glándulas salivares, y el revestimiento de las mejillas. La función principal de los dientes es masticar la comida para hacerla más digestible, pero los dientes también son necesarios para hablar. Los sonidos sibilantes como la letra "S" se producen cuando el aire pasa entre los dientes produciendo un sonido siseante. La lengua tiene músculos que ayudan a colocar los alimentos sobre los dientes para poder masticarlos adecuadamente. La lengua también tiene receptores para el gusto que se llaman papilas gustativas. Al masticar, las glándulas salivares secretan saliva que contiene enzimas como la amilasa que desdoblan los carbohidratos complejos para producir azúcares digestibles. Es importante practicar una buena higiene dental para evitar la caries dental y enfermedades de las encías.

Niño cepillandose los dientes 
Enseñe a los niños 
a cepillarse cuando aún 
tengan dientes de leche. 
 Anatomía dental
Anatomía dental

Dientes de Leche
Los humanos tienen dos tipos de dientes. Los dientes primarios o dientes de leche aparecen cuando los niños tienen seis o siete meses de edad. La mayoría de los niños tienen 20 dientes de leche a los tres años. Los dientes primarios comienzan a ser expulsados por los dientes permanentes a los cinco o seis años, y a los 14 años generalmente todos los dientes primarios han sido reemplazados por 28 dientes permanentes. Aproximadamente a los 20 años, cuatro dientes más crecen en la parte posterior de la boca, completando la serie de 32 dientes de los adultos.

Los niños deben aprender a cuidar sus dientes cuando todavía tienen los dientes de leche. De esta manera, ya sabrán como evitar caries y enfermedades de las encías cuando tengan los dientes permanentes.

Composición de los Dientes
Los dientes y los huesos consisten principalmente de un fosfato de calcio inorgánico llamado apatita. La forma más común en los dientes es hidroxiapatita, Ca5(PO4)3OH. Sin embargo, los iones de hidróxido son frecuentemente reemplazados por iones de flúor (F-) formando fluorapatita, Ca5(PO4)3F. Fluorapatita es más resistente a la caries que la hidroxiapatita. El esmalte dental consiste aproximadamente de 96% material inorgánico, mientras que la dentina debajo del esmalte contiene 70% de material inorgánico y el resto es colágeno, un componente estructural adhesivo. Los dientes se desarrollan por medio de células especializadas que estimulan la mineralización a través de proteínas especificas. Los odontoblastos son células en la pulpa del diente que forman la dentina toda la vida, mientras que los ameloblastos, las células que producen el esmalte, solamente están activas antes de la erupción de los dientes en la mandíbula. Por eso, el esmalte perdido por la abrasión o caries no se puede regenerar.

Evite el abuso y las lesiones
Aunque los dientes son las partes más duras del cuerpo humano, se pueden dañar usándolos de forma inapropiada. Los dientes se pueden quebrar o astillar masticando objetos duros como huesos, destapando botellas, o tratando de romper nueces. Los dientes también pueden quebrarse o desalojarse de la encía por impactos fuertes en la cara como puede ocurrir al caerse de una bicicleta o en deportes como el fútbol, baloncesto, hockey, o boxeo. Siempre use protectores bucales para jugar deportes agresivos y violentos.

Las bebidas ácidas dañan los dientes
Lo que usted come, bebe, o pone en su boca puede afectar sus dientes. Bebidas oscuras como el té o el café contienen resinas que se acumulan en los dientes y les dan una pigmentación amarillenta. Los cigarrillos y otros productos de tabaco manchan los dientes con alquitrán y depositan sustancias carcinogénicas en los tejidos blandos de la cavidad bucal. Las bebidas que contienen ácido cítrico o ácido fosfórico disuelven el esmalte y predisponen los dientes a la caries.[1]  Muchas bebidas deportivas, como Gatorade, tienen un pH (acidez) inferior a 5.5 y causan la desmineralización del esmalte dental.[4]  Los dientes también se pueden dañar vomitando frecuentemente porque los ácidos y enzimas estomacales causan erosión del esmalte al ponerse en contacto con los dientes y exponen la dentina subyacente.

Bacterias
Cientos de tipos de bacterias viven en la boca y en el tracto digestivo. Las bacterias se nutren con los alimentos que comemos, pero en general no causen enfermedades y se les llama "flora normal". Las bacterias en la boca producen dextrano, un polisacárido pegajoso que en combinación con partículas de comida y proteínas salivarias forman una película suave llamada placa dental. Estos depósitos eventualmente se endurecen y forman el sarro.

El Streptococcus salivarious y Streptococcus mutans son ejemplos de bacterias que se encuentran en la boca. Aunque estas bacterias no causan enfermedades, Streptococcus mutans convierte los azúcares a ácido láctico que es suficientemente fuerte para disolver el esmalte dental e iniciar la caries si se queda en contacto con los dientes por bastante tiempo.

La placa dental alberga organismos anaeróbicos que se multiplican en la ausencia de aire y viven entre los dientes y debajo de las encías. Porphyromonas gingivalis es un organismo que produce enzimas y toxinas las cuales causan enfermedades periodontales caracterizadas por encías hinchadas y rojas que sangran fácilmente. Sin tratamiento, la gingivitis puede destruir las estructuras que soportan los dientes.

Caries dental
La caries dental frecuentemente empieza con una mancha opaca blanca en la superficie de un diente. La mancha indica un lugar donde los ácidos bacterianos han desmineralizado el esmalte dental. Si la erosión de los minerales continúa, el esmalte y la dentina se destruyen, y resulta una cavidad en el diente. Una infección bacteriana que llega a la pulpa puede causar un grave dolor de dientes. La saliva ayuda a neutralizar algunos ácidos producidos por bacterias bucales, aunque una vez que la placa se ha formado, los ácidos no pueden neutralizarse por la saliva, diluirse con agua, o eliminarse comiendo alimentos fibrosos.

 Pasta de dientes

Cómo Cepillarse
Los cepillos dentales sirven para limpiar los dientes y estimular las encías. Las personas que usan frenos dentales deben cepillarse después de comer cualquier alimento. Cepillándose dos veces al día con pasta dental, especialmente después de desayunar y antes de acostarse, ayuda a reducir la formación de placa dental. La pasta dental contiene agentes abrasivos, tensioactivos, y sustancias neutralizadoras de ácidos que limpian los dientes delicadamente. Algunos dentríficos y pastas dentales también tienen flúor que endurece los dientes cuando se usa en moderación. El uso excesivo de flúor durante el desarrollo de los dientes puede resultar en decoloración del esmalte y dientes moteados. Esta condición se llama fluorosis dental. Use solamente una pequeña cantidad de pasta dental (aproximadamente del tamaño de un guisante), y evite ingerir los dentríficos y otros productos para la higiene bucal. Después de cepillarse, escupa la pasta dental y enjuágese la boca con agua.

Los dentistas recomiendan cepillar la superficie de cada diente con un movimiento circular usando un cepillo dental con cerdas suaves que no rayen los dientes o irriten las encías. Cepílle solamente un pequeño grupo de dientes a la vez, y gradualmente continúe por toda la boca. Tenga cuidado de cepillar las superficies de masticación de los molares y también las superficies internas y externas de todos los dientes. Es importante mantener un movimiento circular o elíptico porque movimientos paralelos a las encías causan erosión del esmalte y exponen la dentina en la raíz del diente. Erosión del esmalte causa que los dientes se hagan muy sensitivos a los líquidos fríos y calientes.

 Seda dental

Seda Dental
La seda dental es un hilo con cera o sin cera que se usa para limpiar la placa dental y los depósitos de comida entre los dientes o debajo de las encías donde los cepillos no pueden alcanzar. El uso de la seda dental es tan importante como cepillarse. Las personas que tienen espacios interdentales estrechos generalmente prefieren la seda dental encerada porque se desliza más fácilmente entre los dientes que la seda dental no encerada. La seda dental se usa enrollando un tramo de 30 a 50 cm entre los dedos indices de ambas manos, y se introduce cuidadosamente entre cada par de dientes con un suave movimiento de serrucho y vaivén para limpiar todas las superficies interdentales.

Cepíllese antes de usar la seda dental
Algunos periodoncistas recomiendan cepillar los dientes antes de usar la seda dental, mientras otros prefieren cepillar los dientes despues de usar la seda dental. Tomando en consideración que la seda dental puede llevar bacterias y partículas de alimentos debajo de las encías, es probablemente mejor cepillar los dientes antes para reducir las partículas de alimento y bacterias que pueden ser transferidas entre los dientes y las encías. El argumento en favor de usar la seda dental antes de cepillarse se basa en la idea que el flúor en la pasta dental solamente puede fortalecer los dientes poniéndose en contacto con el esmalte. La placa entre los dientes no se puede quitar con el cepillo. Quitando la placa dental con la seda expone el esmalte al efecto beneficioso del flúor en el dentrífico. Lo más importante es usar la seda dental para mantener los dientes limpios. Se puede prevenir la transmisión de bacterias debajo de las encías usando enjuagues bucales antisépticos antes de usar la seda dental.

Enjuagues Bucales
Los enjuagues bucales se usan para propósitos cosméticos y terapéuticos. La mayor parte de los enjuagues que se venden sin receta médica sirven para suprimir el mal aliento, refrescar la boca con un sabor agradable, y quizás disminuir las bacterias en la boca. Los enjuagues contienen una variedad de ingredientes, pero algunos contienen hasta el 26 por ciento de alcohol. Los enjuagues que contienen alcohol pueden causar una sensación ardiente en las mejillas, la lengua, y las encías, o pueden causar intoxicación al ser ingeridas. Exámenes de aliento que se usan para determinar el manejo de automóviles bajo la influencia del alcohol pueden resultar positivos después de haber usado un enjuague bucal con alcohol.

Blanqueamiento Dental
Los dientes blancos se consideran una característica atractiva de una sonrisa. Por eso, el blanqueamiento de los dientes es ahora un procedimiento común en la odontología general y la odontología cosmética. El agente blanqueador es generalmente un gel que contiene peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o peróxido de carbamida. Un protector bucal conteniendo el gel blanqueador se aplica a los dientes por unos minutos o varias horas, dependiendo de la concentración del blanqueador. El blanqueo de dientes es generalmente un procedimiento seguro, pero puede causar quemaduras químicas si los tejidos suaves se ponen en contacto con el gel. Algunas personas se quejan de mayor sensibilidad a la temperatura después del blanqueo de dientes.

Enfermedades Periodontales
La palabra periodontal significa "alrededor del diente". Las enfermedades periodontales son enfermedades graves de las encías causadas por infecciones bacterianas que destruyen las encías y las estructuras que soportan los dientes. Las infecciones no tratadas resultan en deterioración de los huesos alrededor de los dientes. Aproximadamente el 70 por ciento de pérdida de dientes en adultos es causada por enfermedades periodontales. Infecciones bacterianas y el acumulamiento de placa dental son las causas principales de las enfermedades en las encías. Estas enfermedades requieren el diagnóstico y tratamiento por un dentista o un especialista en higiene bucal. Los síntomas mas comunes de las enfermedades de las encías como la gingivitis son:

Algunas investigaciones han descubierto que las personas con enfermedades periodontales tienen casi dos veces más riesgo de un ataque al corazón que las personas con encías sanas.[2,3] Se cree que las bacterias en las encías producen toxinas que causan inflamación y pueden causar coágulos de sangre que interfieren con la circulación.

El Cáncer Oral
El cáncer oral se encuentra en la cavidad oral y la orofaringe (la zona de la garganta en la parte posterior de la boca). Aproximadamente 30,000 personas por año son diagnosticadas con cáncer oral en los Estados Unidos. Las causas principales del cáncer oral incluyen el uso de tabaco y alcohol. El ochenta o noventa por ciento de los casos de cáncer oral son causados por fumar cigarrillos, puros, pipas, tabaco de mascar, y otros productos de tabaco. Sustancias toxicas en el tabaco dañan las células en la zona de la boca y aumentan el crecimiento rápido de células anormales. Estadísticas producidas por la American Cancer Society indican que el 75 al 80 por ciento de los pacientes con cáncer oral consumen bebidas alcoholicas frecuentemente. Los enjuagues orales con alcohol no constituyen un riesgo de cáncer para personas que no fuman y que no beben alcohol.

Aprenda como dejar de fumar.
Fuentes
  1. West NX, Hughes JA, Addy M, "The effect of pH on the erosion of dentine and enamel by dietary acids in vitro", J Oral Rehabil. 2001 Sep; 28(9):860-4, PMID: 11580825.
  2. Geismar K., et al, "Periodontal disease and coronary heart disease", J Periodontol. 2006 Sep;77(9):1547-54, PMID: 16945033
  3. Johns Hopkins Medical Letter Vol. 17, Issue 2, p. 1, April 2005
  4. Milosevic A., Sports drinks hazard to teeth. Br J Sports Med. 1997 Mar;31(1):28-30. PMID: 9132205

© Copyright  - Antonio Zamora

English

Teeth

Niña sonriendo

 Uso de la seda dental