Index ScientificPsychic.com - Expand your mind, improve your body, have fun

Toxinas y Venenos Ambientales

Exposición a pequeñas cantidades de toxinas y venenos ambientales no causa enfermedades o la muerte inmediatamente, pero las sustancias tóxicas pueden acumularse en el cuerpo y eventualmente producen efectos nocivos que arruinan la salud. Podemos gozar una vida más larga y mejor salud evitando las sustancias toxicas en nuestro medio ambiente.

Los efectos perjudiciales de bajos niveles de contaminantes se pueden determinar solamente después de muchos años de análisis. A veces, enfermedades relacionadas con el trabajo proporcionan pistas acerca de los contaminantes del medio ambiente. Los romanos sabían que el plomo podía causar graves problemas de salud como la locura y la muerte, y por lo tanto usaban esclavos para el minado del plomo que utilizaban para la tubería. La expresión "loco como un sombrerero" originó de la confusión mental y los daños neurológicos que sufrían los trabajadores que se exponían a los compuestos de mercurio usados para procesar el fieltro en las fábricas de sombreros. En los tiempos modernos, se ha reconocido que la inhalación de asbesto (amianto), polvo de hulla, polvo de fibra de algodón, y el humo del tabaco pueden resultar en la disminución de función pulmonar, el cáncer y la muerte.

Productos químicos para el hogar

Aun si vivimos y trabajamos en un medio ambiente bastante limpio, todos los días podemos estar expuestos a sustancias nocivas porque muchos tipos de sustancias químicas se usan en la agricultura, la producción de alimentos, y la fabricación de mercancías para el hogar. Por ejemplo, los bifenilos policlorados (BPC) y éteres de difenilo polibromado (PBDE) que son ampliamente utilizados como retardantes de fuego en espumas de poliuretano para el acolchado de alfombras y el relleno de asientos, se han encontrado en muchas fuentes alimenticias, incluyendo peces y grasas animales. Los retardantes de fuego también se han detectado en los seres humanos y en la leche humana en todo el mundo. La contaminación por estos retardantes de fuego causa consternación porque estos compuestos halogenados perturban el sistema endocrino y tienen el potencial de afectar gravemente el desarrollo sexual.[1] 

Aun si no es posible evitar los contaminantes ampliamente distribuidos, es posible reducir la exposición a sustancias químicas peligrosas en el hogar y en el trabajo usando tres principios básicos:

  1. Respire aire limpio
  2. Evite el contacto de la piel con productos químicos nocivos
  3. No tome agua o coma alimentos contaminados con sustancias químicas dañinas, bacterias nocivas, o parásitos

Podemos protegernos de ciertos tipos de contaminación usando mascarillas para filtrar el aire que respiramos y guantes para prevenir que nuestras manos toquen productos químicos nocivos. Pero también tenemos que deshacernos de las ideas que hemos aprendido a través de los anuncios de televisión. Necesitamos pensar en todo lo que hacemos en nuesto hogar. Por ejemplo, los anuncios de televisión nos dicen que si una habitación huele mal, tenemos que usar un aerosol desodorante o dispersar aceites perfumados en el aire que respiramos. Antes de usar un aerosol desinfectante como Lysol, hay que pensar: ¿Si el desinfectante realmente mata a los gérmenes, que le hará a las células de los pulmones? ¿Qué podemos hacer? Para deshacerse de los malos olores hay que eliminar la fuente del olor y abrir las ventanas para que entre aire fresco. La limpieza debe hacerse con agua enjabonada o una solución que no contamine el aire.

Los fabricantes no están obligados a declarar los ingredientes en los productos de lavandería, ambientadores, y productos de limpieza. La mayoría de los perfumes que se usan en los detergentes, en los ambientadores aromatizadores, y desodorizadores contienen muchas sustancias orgánicas que se vaporizan y pueden ser perjudiciales. Las personas sensitivas pueden sufrir dolores de cabeza, convulsiones, ataques de asma, o dificultad para respirar al exponerse a las sustancias químicas volátiles. Muchos ambientadores contienen compuestos de ftalato que se han relacionado con anomalías hormonales, defectos congénitos y problemas reproductivos.

Estas son algunas sugerencias para mantenerse en buena salud y evitar la contaminación ambiental en el hogar:

En la cocina: En el comedor: En el garaje, taller, o en el jardín: En el baño: En general:

Fuentes bibliográficas:
  1. Ernie Hood, "Endocrine Disruption and Flame-Retardant Chemicals: PBDE-99 Effects on Rat Sexual Development", Environ Health Perspect. 2006 February; 114(2): A112-A113
  2. Marques-Vidal P, Ravasco P, Ermelinda Camilo M, Foodstuffs and colorectal cancer risk: a review, Clin Nutr. 2006 Feb;25(1):14-36. Epub 2005 Nov 14. PMID: 16290272
  3. Anderson RC, Anderson JH, Respiratory toxicity of fabric softener emissions, J Toxicol Environ Health A. 2000 May 26;60(2):121-36. PMID: 10872633


© Copyright  - Antonio Zamora

English