Index ScientificPsychic.com - Expand your mind, improve your body, have fun

Remedios para la gota y propiedades del ácido úrico

La artritis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que causa mucho dolor y a menudo conduce a la discapacidad. La palabra "artritis" se deriva del griego y significa literalmente inflamación de las articulaciones. Las formas más comunes de artritis son la osteoartritis, la artritis reumatoide y la gota.

 Thermogram of legs
Un termograma muestra
temperatura más baja en
las rodillas y los pies

¿Qué es la gota?
La gota es una enfermedad que ocurre cuando el ácido úrico se acumula demasiado en la sangre causando la precipitación de cristales de ácido úrico en las partes más frías del cuerpo, como las articulaciones de las manos o los pies. Altos niveles de ácido úrico también pueden causar acumulación de cristales debajo de la piel, llamados tofos, o producir piedras en el riñón. El ácido úrico es un producto de desecho de la oxidación de las purinas que son constituyentes de los ácidos nucleicos como el ADN. El ácido úrico normalmente se elimina por la orina para mantener una concentración de ácido úrico en la sangre de aproximadamente 4 mg/dL. Cuando la concentración es superior a 7 mg/dL, los cristales de urato monosódico comienzan a precipitarse en los tejidos. Esta condición se llama hiperuricemia.


 Gota en el dedo del pie

¿Cuáles son los síntomas de la gota?
La gota se caracteriza por el enrojecimiento de una articulación, acompañada por inflamación, rigidez y dolor intenso. Muchas personas sufren su primer ataque de gota en el dedo gordo del pie, pero otras articulaciones como los tobillos, dedos, codos y las muñecas también pueden ser afectadas. El dolor puede ser tan intenso que la presión de las sábanas de una cama puede ser insoportable. Un ataque de gota puede ser provocado por bebidas alcohólicas o alimentos ricos en purinas como los mariscos, el caviar, sardinas, anchoas, carnes o vísceras que se utilizan comúnmente en los embutidos. Un estudio de 47,000 hombres adultos realizado durante un período de 12 años reveló que los que comían más pescado o carne roja aumentaron su riesgo de gota hasta un 50% [6]. Muchos ataques de gota se mejoran en unos días, aun sin tratamiento, y pueden no recurrir por muchos meses o años.

¿Cómo se diagnostica la gota?
La gota se diagnostica basándose en los antecedentes familiares, síntomas específicos, y pruebas de laboratorio. El diagnóstico de la gota se confirma por la determinación de los niveles altos de ácido úrico en la sangre, cristales de urato monosódico en el líquido de una articulación inflamada, más de un ataque de artritis aguda, y la participación de una sola articulación, como el dedo del pie, el tobillo, o la rodilla.

¿Cómo se trata la gota?
Los episodios de gota son tan dolorosos que los pacientes demandan algún tipo de tratamiento, a pesar de que los tratamientos para esta enfermedad no son muy eficaces y tienen efectos secundarios indeseables. Los tratamientos más comunes incluyen la administración de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno, la indometacina y el naproxeno. La aspirina no se utiliza porque agrava la hiperuricemia aumentando la retención de ácido úrico.[17]  Estos medicamentos pueden causar dolor de estómago, sangrado y úlceras, y más allá de cierto punto, el aumento de la dosis no proporciona ningun alivio adicional.

Los corticosteroides, como la prednisona, se prescriben para casos severos de gota. Aunque estos esteroides pueden proporcionar alivio, también tienen efectos secundarios graves, incluyendo adelgazamiento de los huesos, mala cicatrización de las heridas, y debilitamiento del sistema inmune. Inyecciones de cortisona en la articulación afectada generalmente se limitan a no más de tres por año debido a los efectos secundarios.

Alopurinol, probenecid y colchicina a veces se recetan en dosis diarias para reducir el riesgo o disminuir la severidad de episodios futuros. El alopurinol bloquea la formación de ácido úrico, probenecid disminuye la frecuencia de los ataques de gota aumentando la excreción renal de ácido úrico, y la colchicina puede aliviar la inflamación y ayudar a prevenir la frecuencia de los ataques de gota. Estos medicamentos aumentan la eliminación de ácido úrico, y también disminuyen su producción, pero pueden causar erupciones en la piel o náuseas como efectos secundarios.

Algunos nuevos medicamentos para el tratamiento de la gota incluyen febuxostat (Uloric) que se introdujo en 2009 para el tratamiento crónico de la hiperuricemia en pacientes con gota. Este compuesto es un inhibidor de la xantina oxidasa que actúa disminuyendo la cantidad de ácido úrico producido en el cuerpo. Febuxostat debe tomarse diariamente y pueden pasar varios meses antes de que pueda empezar a prevenir los ataques de gota. Como efecto secundario, febuxostat puede causar aumento de las enzimas hepáticas en la sangre que son un signo de daño hepático. Pegloticasa (Krystexxa) es una enzima urato oxidasa que cataliza la conversión de ácido úrico en alantoína que es de cinco a diez veces más soluble que el ácido úrico. En 2010 se aprobó la pegloticasa para el tratamiento de los pacientes que no toleran o no responden al tratamiento convencional. Peglioticase se administra cada dos semanas por infusión intravenosa. Náuseas, vómitos y reacciones alérgicas han sido reportados como efectos secundarios.

La administración de medicamentos específicos para la gota se complementa con el consejo de beber mucha agua, evitar las bebidas alcohólicas y los alimentos ricos en purinas, como huevas de pescado, arenque, vísceras, legumbres y carnes.

¿Existe una cura para la gota?
El estudio de las propiedades químicas y físicas del ácido úrico y las purinas nos proporciona una base científica para aliviar los síntomas de la gota y para evitar su ocurrencia. Entendiendo la estructura química de las purinas y su proveniencia nos hace posible evitar las fuentes de las purinas en la dieta. El nivel de ácido úrico en el cuerpo también puede ser reducido bebiendo bastante agua para orinar más frecuentemente. El estudio de la solubilidad del ácido úrico con respecto a la temperatura y la acidez de los fluidos del cuerpo también hace posible formular remedios caseros.

Estructura de la purina 
Purina

¿Qué son las purinas?
Purina es el nombre de un compuesto químico, imidazo[4,5-d]pirimidina, que consiste de un anillo de 6 átomos fusionado a un anillo de 5 átomos. Los compuestos que contienen esta subestructura se denominan genéricamente "purinas". La estructura de la purina está presente en el ácido úrico, así como en la cafeína, el ácido desoxirribonucleico (ADN), el ácido ribonucleico (ARN), y otras biomoléculas importantes como el ATP, GTP, el AMP cíclico, NADH, y la coenzima A. La principal fuente de las purinas en la dieta proviene de los ácidos nucleicos ADN y ARN que se encuentran en los núcleos de las células de los animales y vegetales que comemos. La función de los ácidos nucleicos es codificar la información genética en largas cadenas de cuatro bases: adenina, guanina, citosina y timina. El ácido úrico es el producto de la oxidación de la adenina y guanina proveniente de los ácidos nucleicos.

Adenina
Adenina


  
Ácido Úrico
Ácido Úrico


  
Guanina
Guanina

Adenina y guanina son componentes de los ácidos nucleicos, pero no de los aminoácidos que forman las proteínas. El nitrógeno en las proteínas se excreta en forma de urea que se forma en el hígado a través de la acción de un sistema de moléculas transportadoras y enzimas que combinan dos moléculas de amoníaco con una molécula de dióxido de carbono (el ciclo de la urea).

2 NH3 + CO2    Urea + H2O
El amoníaco y dióxido de carbono se combinan para formar urea y agua

Monosodium Urate Crystals 
Cristales de urato monosódico
vistos con un microscopio de polarización 

Alimentos sin purinas
Los alimentos que no tienen núcleos celulares generalmente no tienen purinas. Ejemplos de alimentos sin purinas son:

  • leche
  • productos lácteos no fermentados
    • requesón
    • mozzarella
    • proteína de suero
  • claras de huevo
  • jugos de frutas sin pulpa
 claras de huevo  Leche
Las claras de huevo y la leche
son alimentos sin purinas.

Estos alimentos no tienen purinas porque no tienen núcleos celulares. La yema de un huevo contiene ácidos nucleicos, pero la clara del huevo es proteína pura, sin purinas. La leche no contiene purinas porque consiste de grasas, caseína y proteínas del suero, sin núcleos celulares. Los productos lácteos fermentados, como yogur y quesos añejos, tienen las purinas de los ácidos nucleicos de las células bacterianas que se proliferan durante la fermentación. Un aumento de consumo de productos lácteos se ha asociado con un menor riesgo de gota y el consumo moderado de vegetales ricos en purina o proteína no está asociado con un mayor riesgo de gota.[6]  

Para reducir las purinas, una dieta para la gota debe utilizar claras de huevo y productos lácteos como fuente de proteína y eliminar o reducir sustancialmente las carnes y los mariscos. Los huevos duros pueden comerse quitándoles las yemas, o las claras pueden separarse para usarse en cualquier receta que utiliza huevos. La leche, el requesón, la mozzarella, y la proteína de suero de leche pueden usarse en una variedad de recetas, como batidos de frutas, flanes, ensaladas, y otras comidas que pueden ser deliciosas y bajas en purinas.

Efecto de las dietas para bajar de peso
Las purinas no pueden evitarse por completo, ya que se producen en el cuerpo como resultado del reciclaje de las células muertas. Durante un ataque de gota, es prudente evitar el exceso de ejercicio y largos periodos de hambre o de restricción calórica porque esto acelera la descomposición de los tejidos del cuerpo. Las dietas extremas para los pacientes muy obesos no son buenas para la gota porque la cetosis aumenta la concentración de ácido úrico y puede provocar un ataque agudo.[8]  El Dr. George Nuki, profesor de reumatología en la Universidad de Edimburgo en Escocia, ha escrito que hay evidencia anecdótica que la dieta de Atkins ha exacerbado el problema y causado ataques en las personas con antecedentes de gota. Sin embargo, no ha habido estudios controlados que indiquen que la pérdida de peso pueda causar esta afección dolorosa.

La gota es más común en personas con sobrepeso y el riesgo de ataques de gota aumenta con pesos corporales mayores. Por lo tanto, una pérdida gradual de peso puede ser beneficiosa para las personas con sobrepeso que tienen altos niveles de ácido úrico, a pesar de que la dieta tiene el riesgo de provocar un ataque de gota. Un estudio piloto de 13 hombres no diabéticos que habían tenido al menos dos ataques de gota durante los cuatro meses antes del estudio encontró niveles más bajos de ácido úrico en el suero después de 16 semanas de una dieta de 1600 calorías consistente en 30% de proteína, 30% de grasa , y el 40% de carbohidratos. El índice de masa corporal (IMC) promedio disminuyó desde 30.5 hasta 27.8, y la pérdida de peso fue acompañada por una disminución en la frecuencia y severidad de los ataques de gota[11].

Evite las bebidas alcohólicas, suplementos de niacina, y los refrescos azucarados
¿Por qué las bebidas alcohólicas provocan episodios de la gota? Una de las razones es que el ácido úrico es insoluble en alcohol.[1]  A medida que el contenido de alcohol en la sangre aumenta, la capacidad de la sangre para disolver el ácido úrico disminuye, y el exceso se cristaliza. Además, el consumo de alcohol agudo y crónico perjudica el funcionamiento de los riñones y agrava el problema de la gota. El alcohol aumenta el catabolismo de las purinas en el hígado y aumenta la formación de ácido láctico, el cual bloquea la secreción de ácido úrico en los túbulos renales. El consumo excesivo de alcohol puede tener graves efectos negativos en la capacidad de los riñones para mantener el equilibrio de los fluidos del cuerpo, de los electrolitos y del equilibrio ácido-base[7].

La niacina, también conocida como ácido nicotínico o vitamina B3, se ha utilizado durante muchos años para tratar la hiperlipidemia, ya que reduce el colesterol total, colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y triglicéridos, mientras que aumenta el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL). Niveles elevados de ácido úrico han ocurrido con la terapia de niacina, y las altas dosis necesarias para este tratamiento están asociadas con efectos secundarios tóxicos que incluyen empeoramiento del control de la diabetes y la exacerbación de úlceras pépticas y la gota [14].

Un estudio de 46,393 hombres sin antecedentes de gota encontró que, durante 12 años de seguimiento, 755 eventualmente desarrollaron gota en proporción directa con el consumo de bebidas azucaradas.[16]  El riesgo de gota se relacionó con la cantidad de fructosa consumida. Los hombres que consumieron dos o más porciones de bebidas azucaradas al día tenían un riesgo 85% mayor de desarrollar gota. Jugos de frutas con niveles altos de fructosa como el jugo de manzana o el jugo de naranja también se asociaron con un mayor riesgo de gota. Las bebidas dietéticas con edulcorantes artificiales no se asociaron con riesgo de gota.

Efecto de la temperatura y el pH sobre la solubilidad del ácido úrico
La solubilidad del urato monosódico es una función de la temperatura. A la temperatura normal del cuerpo, 37°C (98.6°F), la solubilidad máxima de ácido úrico en solución salina fisiológica es de 6.8 mg por 100 ml, pero a 30°C (86°F) la solubilidad es solamente 4.5 mg por 100 ml.[2]  Varios estudios han demostrado que los ataques de gota son más frecuentes en primavera.[12, 13]  Esto puede estar relacionado con la acumulación de cristales de urato monosódico en las extremidades durante los meses fríos del invierno. Algunos tratamientos caseros recomiendan aplicar hielo o una compresa fría a la articulación inflamada para ayudar a reducir el dolor y la inflamación, pero esto puede agravar el problema porque la baja temperatura puede causar cristalización adicional de ácido úrico.

La solubilidad del ácido úrico también aumenta en soluciones de hidróxidos y carbonatos alcalinos y disminuye en soluciones ácidas. La acidez y la alcalinidad se mide con la escala del pH (potencial de hidrógeno), que tiene el valor 0 para las soluciones más ácidas, y el valor 14 para las soluciones más alcalinas. El punto medio, pH con valor 7, corresponde a una solución neutra (ni ácida ni alcalina). En la orina ácida con un pH inferior a 5.5, se precipitan los cristales de ácido úrico y conducen a la formación de cálculos. Si la orina es neutra o alcalina, el ácido úrico permanece en solución y no se precipita. A 37°C y pH 6.6, la solubilidad del ácido úrico es de 6 mg por 100 ml, mientras que en soluciones con pH 7.0, el ácido úrico es casi tres veces más soluble y forma soluciones estables en concentraciones de 16 mg por 100 ml[15].  La hidratación con soluciones de bicarbonato ha sido eficaz para disolver cálculos de ácido úrico[4].

Tratamiento casero para la gota
La eliminación del ácido úrico en el cuerpo puede aumentarse usando una combinación de tratamientos que incluyen:

  1. calentar las articulaciones afectadas para aumentar la solubilidad de los cristales de urato monosódico, 
  2. aumentar la hidratación para orinar más frecuentemente y así aumentar la excreción de ácido úrico,
  3. aumentar la alcalinidad de los fluidos del cuerpo para disolver más ácido úrico en la orina, y
  4. reducir las purinas en la dieta comiendo claras de huevo y productos lácteos en vez de carnes, 
    pescados y mariscos.
baño de pies
Baño de pies
   Bicarbonato de sodio Agua
 Bicarbonato de sodio
   AguaWaterAgua
 Agua

El calentamiento de las articulaciones puede lograrse con un baño de pies o una almohadilla térmica. La hidratación requiere aumentar la ingestión de agua para orinar con más frecuencia. En general, es necesario beber aproximadamente ocho vasos de agua al día. El Instituto de Medicina recomienda que los hombres consuman aproximadamente 3.0 litros (cerca de 13 tazas) y las mujeres consuman 2.2 litros (cerca de 9 tazas) de agua total incluyendo las bebidas y alimentos. La alcalinización se realiza bebiendo una solución de media cucharadita de bicarbonato de sodio (bicarbonato sódico, NaHCO3) disuelto en un vaso de agua.[5]  Esto se debe hacer bajo la supervisión de un médico si usted tiene una dieta con restricción de sodio, ya que cada media cucharadita de bicarbonato de sodio tiene 616 mg de sodio.


 Tiras de Prueba de pH
 Tiras de Prueba de pH

El bicarbonato de sodio se usa comúnmente como un agente de levadura en la repostería, pero es también un componente de pastas dentales y se utiliza con frecuencia como un antiácido. El grado alimenticio de bicarbonato de sodio es generalmente reconocido como seguro. La dosis y las instrucciones para su uso como un antiácido son:

La solución de bicarbonato debe tomarse con el estómago vacío, de lo contrario el ácido del estómago (ácido clorhídrico) reacciona con el bicarbonato produciendo sal (cloruro sódico) y ácido carbónico que se descompone en agua y dióxido de carbono. Las burbujas del dióxido de carbono se expanden y aumentan la presión interna del estómago. Esto puede causar daño si el estómago está demasiado lleno de comida o bebida. Como medida de precaución, consulte con un médico o farmacéutico si está tomando un medicamento con receta, ya que los antiácidos pueden interactuar con algunos medicamentos. También es recomendable utilizar las tiras de prueba de pH para comprobar regularmente la acidez o alcalinidad de la orina.

La relación entre la gota y el cáncer.
Un estudio publicado en 2009 investigó si el ácido úrico, que tiene propiedades antioxidantes, podría proteger contra el cáncer. El estudio encontró lo contrario. Los pacientes de gota tenían una incidencia mayor de todos los tipos de cáncer, incluyendo cánceres de la cavidad oral, faringe, del colon, del hígado y de las vías biliares, del páncreas, pulmón, piel (melanoma y no melanoma), endometrio y riñón, así como de melanoma maligna. Los autores vincularon la diagnosis de gota con una mayor incidencia de cáncer y concluyeron que "la hiperuricemia puede ser una manifestación temprana del proceso carcinogénico."[18]

¿Pueden las cerezas o el jugo de cerezas curar la gota?
Las cerezas se han utilizado en medicina casera para reducir la inflamación, y el jugo de cereza y diversos extractos de cerezas, frutas secas y jugos concentrados se han promovido como tratamiento para la prevención de la gota y la artritis. Un experimento de investigación realizado por el Departamento de Agricultura de EE.UU. en 10 mujeres sanas demostró que la concentración de urato sérico disminuyó, y que el ácido úrico urinario aumentó después de comer 280 gramos de cerezas.[9]  Sin embargo, no hay suficiente evidencia científica para comprobar que las cerezas pueden curar la gota. Como la mayoría de los episodios dolorosos de la gota puede desaparecer sin tratamiento, es difícil determinar si el alivio obtenido con cualquier tratamiento se debe al tratamiento o es solamente una coincidencia.

El 17 de octubre de 2005, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA de EE. UU.) envió cartas de advertencia a 29 empresas que anunciaban que las cerezas y otros productos de frutas podían curar enfermedades.[10]  Algunos de los anuncios típicos a los que la crítica de la FDA fueron dirigidos:

"El jugo concentrado de cereza puede ser eficaz para reducir el dolor asociado con la gota."

"Se ha demostrado que el extracto concentrado de cereza ayuda a reducir el dolor y la inflamación que está asociado con la artritis y la gota."

Las cartas de la FDA explican que estas afirmaciones causan que los productos se caractericen como drogas, y porque estos productos no son generalmente reconocidos como seguros y efectivos de acuerdo con sus etiquetas, tienen que tratarese como medicamentos nuevos que no pueden comercializarse legalmente en los Estados Unidos sin el apoyo aprobado de datos científicos.

Las semillas de apio y otras hierbas para curar la gota
Fuentes médicas con buena reputación no dan mucha información acerca de lo que una persona debe hacer para obtener alivio de la gota. Las recomendaciones generales sugieren evitar el consumo de alimentos con alto contenido de purinas, usar medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINES), y obtener medicamentos recetados por un médico. El intenso dolor de la gota causa desesperación porque los pacientes no están satisfechos con el alivio proporcionado por medicamentos como el ibuprofeno (Motrin), indometacina (Indocin), ketoprofen (Orudis), oxaprozina (Daypro), diclofenac (Voltaren), etodolac (Lodine), naproxeno (Naprelan), y sulindac (Clinoril).

Algunas personas han encontrado alivio del dolor de la gota comiendo una cucharada de semillas de apio al día. El aceite de la semilla de apio es una importante fuente de sedanólido que se utiliza como un remedio herbal para tratar la inflamación asociada con enfermedades como la gota y el reumatismo. Como en el caso de las cerezas, no hay pruebas científicas concluyentes de que este tratamiento sea eficaz. La Internet está llena de anuncios que venden información sobre los tratamientos de gota o que promueven suplementos y hierbas para las cuales no hay evidencia científica de su efectividad. Los remedios herbarios para la gota incluyen las cerezas, los extractos de cereza, jugo de cereza, semillas de apio, extracto de apio, vinagre de manzana, leche de cardo, la cúrcuma, extracto de alcachofa, ajo (Allium sativum), Yucca Schidigera, y varias hierbas chinas. Hay pocas posibilidades de que las cerezas u otros productos herbales sean investigados científicamente para probar su eficacia. Las compañías farmacéuticas no tienen ningún incentivo financiero para certificar la efectividad de productos naturales porque no pueden obtener derechos exclusivos para comercializarlos a través de patentes o marcas registradas.


Bibliografía
  1. The Merk Index, An encyclopedia of chemicals and drugs. 1976
  2. Boss GR, Seegmiller JE. Hyperuricemia and gout. Classification, complications and management. New England Journal of Medicine. 1979;300:1459-68. PMID: 221806
  3. Berenyi M. Models for the formation of uric acid and urate stones, Int Urol Nephrol. 1972;4(2):199-204. PMID: 4669643
  4. Marangella M., Uric acid elimination in the urine. Pathophysiological implications. Contrib Nephrol. 2005;147:132-48. Uric acid nephrolithiasis results from supersaturation, strongly influenced by low urine pH, rather than altered urate turnover. Alkali and fluid intake prove successful in managing uric acid stones. PMID: 15604613
  5. MedlinePlus - Sodium Bicarbonate (Systemic)
    Dosing for sodium bicarbonate powder to make the urine more alkaline (less acidic):
    Adults and teenagers - One teaspoonful in a glass of water every four hours. Your doctor may change the dose if needed. However, the dose is usually not more than 4 teaspoonfuls a day.
  6. Choi HK, Atkinson K, Karlson EW, Willett W, Curhan G. Purine-rich foods, dairy and protein intake, and the risk of gout in men. N Engl J Med. 2004 Mar 11;350(11):1093-103., PMID: 15014182
    CONCLUSIONS: Higher levels of meat and seafood consumption are associated with an increased risk of gout, whereas a higher level of consumption of dairy products is associated with a decreased risk. Moderate intake of purine-rich vegetables or protein is not associated with an increased risk of gout.
  7. Epstein M., Alcohol's impact on kidney function. Alcohol Health Res World. 1997;21(1):84-92. PMID: 15706766
  8. Michael L Snaith, ABC of Rheumatology: Gout, Hyperuricaemia, and Crystal arthritis, BMJ 1995;310:521-524 (25 February)
  9. Jacob RA, Spinozzi GM, Simon VA, Kelley DS, Prior RL, Hess-Pierce B, Kader AA. Consumption of cherries lowers plasma urate in healthy women. J Nutr. 2003 Jun;133(6):1826-9. PMID: 12771324
    "The decrease in plasma urate after cherry consumption supports the reputed anti-gout efficacy of cherries. The trend toward decreased inflammatory indices (CRP and NO) adds to the in vitro evidence that compounds in cherries may inhibit inflammatory pathways."
  10. U.S. Food and Drug Administration. List of Firms Receiving Warning Letters Regarding Cherry and other Fruit-Based Products with Disease Claims in Labeling, October 17, 2005
  11. Dessein PH, Shipton EA, Stanwix AE, Joffe BI, Ramokgadi J., Beneficial effects of weight loss associated with moderate calorie/carbohydrate restriction, and increased proportional intake of protein and unsaturated fat on serum urate and lipoprotein levels in gout: a pilot study. Ann Rheum Dis. 2000 Jul;59(7):539-43. PMID: 10873964
  12. Schlesinger N, Gowin KM, Baker DG, Beutler AM, Hoffman BI, Schumacher HR Jr., Acute gouty arthritis is seasonal. J Rheumatol. 1998;25:342-344. PMID: 9489831
  13. Gallerani M, Govoni M, Mucinelli M, Bigoni M, Trotta F, Manfredini R., Seasonal variation in the onset of acute microcrystalline arthritis. Rheumatology (Oxford). 1999 Oct;38(10):1003-6. PMID: 10534553
  14. Crouse JR 3rd., New developments in the use of niacin for treatment of hyperlipidemia: new considerations in the use of an old drug. Coron Artery Dis. 1996 Apr;7(4):321-6. PMID: 8853585
  15. Iwata H, Nishio S, Yokoyama M, Matsumoto A, Takeuchi M., Solubility of uric acid and supersaturation of monosodium urate: why is uric acid so highly soluble in urine? J Urol. 1989 Oct;142(4):1095-8. PMID: 2795738
  16. Hyon K Choi and Gary Curhan, Soft drinks, fructose consumption, and the risk of gout in men: prospective cohort study, British Medical Journal, January 2008.
  17. Craig L. Jacobs and Paula J. Stern, An unusual case of gout in the wrist: the importance of monitoring medication dosage and interaction. A case report, Chiropr Osteopat. 2007; 15: 16, Published online 2007 October 9. doi: 10.1186/1746-1340-15-16. [link]
  18. Boffetta P, Nordenvall C, Nyrén O, Ye W., A prospective study of gout and cancer. Eur J Cancer Prev. 2009 Apr;18(2):127-32, PMID: 19337060


© Copyright  - Antonio Zamora

English